12 de agosto de 2016

Soy lo que soy, voy con mis sentimientos a flor de piel, aunque a veces los esconda, con mis cicatrices del pasado y mis sueños del futuro, que puedes estar convencida de que no son los suficientemente buenos si no es a tu lado. Déjame que vuelva a acariciar tu pelo, déjame rozar la comisura de tus labios con mi boca, lo único que quiero es tener tus manos en mis manos por más que pase el tiempo, porque este me ha hecho aprender que lo importante de un vestido, es la mujer que lleva dentro. Y tú amor mío, eres la percha más valiosa que me he echado a la cara. 
Me encanta estar a tu lado, me encantaría que se detuviese el tiempo en esos momentos, me encantaría darte más besos que latidos pegue mi corazón, a pesar de la subida de velocidad que pega contigo. Yo elegí estar a tu lado, yo te elegí a ti, como compañera de vida, elegí tus mejores y tus peores momentos, elegí llorar por ti, elegí tu sonrisa, elegí vivir para provocarla, para que no pares de sonreír, y es mi propósito, hacerte feliz por más que pase el tiempo y no me perdonaré jamás mis equivocaciones. Lo más importante para mi es que tengas una sonrisa a mi lado, si tú eres feliz, yo seré feliz, no quiero seguir en la tortura del principio de un fin, porque lo nuestro no va a tener fin, el tiempo borrará las cicatrices de las guerras que perdimos, ante cada problema volveremos a ser enormes, invencibles, como siempre hemos sido, te lo prometo. Tú me enseñaste a volar, y yo quiero volar contigo el resto de mi vida.


13 de enero de 2016

Me enamoré de ti, de la forma en la que sonríes en la mitad de cada beso, de la manera en la que tus labios besan mi cuello. De la manera en la que te ríes con mis tonterías, de tus ojos, de tu sonrisa, tus sentimientos, de tu presencia. Me enamoré de la forma en la que me hiciste volver a vivir.


29 de octubre de 2015

Aún recuerdo el primer día que te vi, como el brillo de tus ojos se adentró en mis ojos, no sé si fue tu manera de ser, tu manera de vestir o de caminar... pero algo se clavó en mi, lo que provocaba mi felicidad cada vez que te veía y cada vez esto crecía más y más... Y yo, tan vulnerable a enamorarme de la fragancia de tu piel era testigo en primera persona de cómo tus besos llenaban mi corazón.
No cesaba de notar que a cada minuto pensaba en ti y que jamás estuve tan pendiente de alguien como de ti, me convenciste de que eras la persona indicada, poco a poco te convertiste en lo más especial e importante para mi hasta día de hoy.
Cuando encajaste mi mano con tu mano me hiciste sentir que eras la pieza que me faltaba, entras a mi vida completándome, llenando mi vida de magia... y es que, hay personas que juntas hacen magia y separadas desastres, que juntas hacen poesía y separadas puro cuento infantil.
Gracias por venir a colorear mi mundo con tus colores, por haber soportado mis tonterías y los malos momentos y por todos los buenos momentos que me has hecho pasar a tu lado, no me apetece dejar pasar el tiempo contigo, sino pasar una vida a tu lado, llena de momentos juntos, formar una familia...
y pensarás que para eso falta mucho pero... ¿quién lleva prisa? Lo que quiero es disfrutar el tiempo contigo, cada momento disfrutarlo como si no se fuese a repetir más. Quiero hacerte muy feliz, a ti, solo a ti. Hacerte lo más feliz que puedas estar y acompañarte en las buenas y en las malas, apoyándote y ayudándote en todo lo que pueda. Quiero pasarlo todo a tu lado y no vengo prometiéndotelo, vengo a cumplirlo.
Porque tú me diste la oportunidad de estar a tu lado y yo, no te puedo fallar nunca.

4 de febrero de 2015

Siempre fue mucho más fácil despertar contigo que sin ti a mi lado. Es infinitamente más fácil sobreponerse a cualquier cosa a sabiendas de que pase lo que pase tú me esperaras con las manos abiertas y yo seré rehén de tus brazos y acabaré siendo cazado por la curva que traza de lado a lado tus labios, que se llama sonrisa. ¿Acaso hay algo más bonito que verte sonreír? Yo creo que no, y si alguien discrepa es que todavía está atrapado en su mundo de egocentrismo. Espera de mí que pierda el culo por ti y tu sonrisa, porque no hay nada que más me importe en esta vida que estar a tu lado. Llámame hogar cuando tengas frío. Llámame fuerte cuando me trague mis propias lágrimas para frenar las tuyas antes de llegar a la barbilla. Llámame insomnio cuando te quite el sueño a besos.

25 de octubre de 2014

20 besos

Uno para que con 20 besos pueda decir todo lo que quiero decir.

Uno por las sonrisas que consigues sacarme a cada momento.

Uno por todas las noches en las que misteriosamente nos llegan las dos o las tres y nos hemos intentado dormir ya mil veces, pero ninguno se ha dormido.

Uno por todas las veces que me has ayudado siempre que lo he necesitado.

Uno por todas esas tardes que has estado a mi lado cuidándome.

Uno por cada mirada que me has dado que ha acabado en multitud de besos.

Uno por cada vez que me has hecho tan feliz que no he podido soltarme de abrazarte.

Uno porque 20 es una cantidad ridícula comparada con las ganas que tengo de besarte ya.

Uno por todas las veces que nos hemos sentado a abrazarnos y besarnos en un parque.

Uno por saber y haberme hecho saber que puedo confiar en ti a cada momento.

Uno porque espero que esto te sirva para saber que eres lo más grande del universo y a la vez lo más pequeño y adorable, y que te mereces el cielo, el mundo y el universo.

Uno por llevar 1254 días a mi lado y hacer que sea cada vez más maravilloso todo.

Uno por todo lo que has aguantado de mi y lo que me has hecho vivir.

Uno para que nunca pierdas tus virtudes de hacerme lo más feliz del mundo cuando estoy contigo.

Uno porque espero que esto te guste y te arranque tu mejor sonrisa, aunque esté perdida hoy.

Uno por poder haber pasado cada cumpleaños tuyo contigo y tu cada cumpleaños mio conmigo.

Uno por poder sorprenderte cuando hagamos los cuatro años dentro de 7 meses.

Uno por un tú y un yo, que no se separen jamás.

Uno porque aunque ya lo debes saber: "Que maravillosa es la vida, ahora que estás en el mundo"

Uno (y el 20) por no dejarme nunca, hacerme siempre feliz, confiar en mi y confiar en que te haré más feliz y no dejaré que pierdas nunca más la sonrisa tan preciosa que tienes, por un futuro contigo, por mi mayor deseo, tú, lo más especial.


Cómo explicar que me desordenas los suspiros y desencajas los latidos de este eterno corazón, eterno al amarte. Amanezco en tu cuerpo y desayuno de tu boca. Nunca había visto noches tan bonitas como cuando tú cierras los ojos y sonríes al escuchar el 'te amo' de buenas noches. Siempre pensé que las noches eran más bonitas con esas auroras boreales, nada comparado al estallido de sensaciones que siento cuando tu amor me hace especial. Todos diciendo que el mundo es una preciosidad por cosas así, eso es porque no están enamorados y no tienen la suerte de tener alguien como tú al lado. Por suerte, para mi la vida es hermosa, sin necesidad de mundos ni imágenes preciosas. Porque te tengo a ti, a mi suerte, a mi mundo ideal.