16 de junio de 2017

Eres la que de un sopló me trazó el camino de mi vida a su lado. La que me hace sonreír con solo mirarla, la que me hace sentir invencible. Eres la fuente de mis fuerzas, de la que bebo cada día para conseguir levantarme y verte sonreír, para poder ser feliz un ratito más a tu lado, porque contigo la vida es un mundo de colores y solo quiero pasarla a tu lado, porque tu lo vales. Porque eres la reina en todos mis cuentos, porque tú y solo tú, eres lo mejor que existe en el universo, por más planetas en los que puedan buscar, nunca habrá nadie que se compare a ti. Porque solo quiero caminar si me acompaña la música de tus tacones. La vida solo es bomita si es a tu lado...

2 de junio de 2017

Gracias, pequeña

Gracias por tanto

Por ayudarme a encajar el puzzle que es mi vida, por ser la pieza clave que marca la diferencia entre el todo y la nada. Por ser aquella pieza vital en mi vida, la más preciada, la más difícil de encontrar.

Gracias por abrirme el pecho a besos, sacarme el corazón y llevarlo contigo. Y aquí me tienes, trazando un plan de vida cada noche, en el que tú eres la protagonista, en el que tú me cuentas al oído como has hecho realidad todos mis deseos a tu lado.



Tú, tus ojos, tu dulce mirada y el sabor de tus labios. Tú eres la que me eleva por encima de las nubes, la que hace que deje de tenerle envidia a los aviones porque puedo volar más alto que ellos.


Gracias, por hacerme tocar el cielo cada vez que besas mis labios. Por provocar terremotos, de amor y felicidad. Por reconstruir mis ruinas con tan solo una sonrisa tuya.

Eres mi mayor debilidad, pequeña.

12 de agosto de 2016

Soy lo que soy, voy con mis sentimientos a flor de piel, aunque a veces los esconda, con mis cicatrices del pasado y mis sueños del futuro, que puedes estar convencida de que no son los suficientemente buenos si no es a tu lado. Déjame que vuelva a acariciar tu pelo, déjame rozar la comisura de tus labios con mi boca, lo único que quiero es tener tus manos en mis manos por más que pase el tiempo, porque este me ha hecho aprender que lo importante de un vestido, es la mujer que lleva dentro. Y tú amor mío, eres la percha más valiosa que me he echado a la cara. 
Me encanta estar a tu lado, me encantaría que se detuviese el tiempo en esos momentos, me encantaría darte más besos que latidos pegue mi corazón, a pesar de la subida de velocidad que pega contigo. Yo elegí estar a tu lado, yo te elegí a ti, como compañera de vida, elegí tus mejores y tus peores momentos, elegí llorar por ti, elegí tu sonrisa, elegí vivir para provocarla, para que no pares de sonreír, y es mi propósito, hacerte feliz por más que pase el tiempo y no me perdonaré jamás mis equivocaciones. Lo más importante para mi es que tengas una sonrisa a mi lado, si tú eres feliz, yo seré feliz, no quiero seguir en la tortura del principio de un fin, porque lo nuestro no va a tener fin, el tiempo borrará las cicatrices de las guerras que perdimos, ante cada problema volveremos a ser enormes, invencibles, como siempre hemos sido, te lo prometo. Tú me enseñaste a volar, y yo quiero volar contigo el resto de mi vida.


13 de enero de 2016

Me enamoré de ti, de la forma en la que sonríes en la mitad de cada beso, de la manera en la que tus labios besan mi cuello. De la manera en la que te ríes con mis tonterías, de tus ojos, de tu sonrisa, tus sentimientos, de tu presencia. Me enamoré de la forma en la que me hiciste volver a vivir.


29 de octubre de 2015

Aún recuerdo el primer día que te vi, como el brillo de tus ojos se adentró en mis ojos, no sé si fue tu manera de ser, tu manera de vestir o de caminar... pero algo se clavó en mi, lo que provocaba mi felicidad cada vez que te veía y cada vez esto crecía más y más... Y yo, tan vulnerable a enamorarme de la fragancia de tu piel era testigo en primera persona de cómo tus besos llenaban mi corazón.
No cesaba de notar que a cada minuto pensaba en ti y que jamás estuve tan pendiente de alguien como de ti, me convenciste de que eras la persona indicada, poco a poco te convertiste en lo más especial e importante para mi hasta día de hoy.
Cuando encajaste mi mano con tu mano me hiciste sentir que eras la pieza que me faltaba, entras a mi vida completándome, llenando mi vida de magia... y es que, hay personas que juntas hacen magia y separadas desastres, que juntas hacen poesía y separadas puro cuento infantil.
Gracias por venir a colorear mi mundo con tus colores, por haber soportado mis tonterías y los malos momentos y por todos los buenos momentos que me has hecho pasar a tu lado, no me apetece dejar pasar el tiempo contigo, sino pasar una vida a tu lado, llena de momentos juntos, formar una familia...
y pensarás que para eso falta mucho pero... ¿quién lleva prisa? Lo que quiero es disfrutar el tiempo contigo, cada momento disfrutarlo como si no se fuese a repetir más. Quiero hacerte muy feliz, a ti, solo a ti. Hacerte lo más feliz que puedas estar y acompañarte en las buenas y en las malas, apoyándote y ayudándote en todo lo que pueda. Quiero pasarlo todo a tu lado y no vengo prometiéndotelo, vengo a cumplirlo.
Porque tú me diste la oportunidad de estar a tu lado y yo, no te puedo fallar nunca.

4 de febrero de 2015

Siempre fue mucho más fácil despertar contigo que sin ti a mi lado. Es infinitamente más fácil sobreponerse a cualquier cosa a sabiendas de que pase lo que pase tú me esperaras con las manos abiertas y yo seré rehén de tus brazos y acabaré siendo cazado por la curva que traza de lado a lado tus labios, que se llama sonrisa. ¿Acaso hay algo más bonito que verte sonreír? Yo creo que no, y si alguien discrepa es que todavía está atrapado en su mundo de egocentrismo. Espera de mí que pierda el culo por ti y tu sonrisa, porque no hay nada que más me importe en esta vida que estar a tu lado. Llámame hogar cuando tengas frío. Llámame fuerte cuando me trague mis propias lágrimas para frenar las tuyas antes de llegar a la barbilla. Llámame insomnio cuando te quite el sueño a besos.