1 de septiembre de 2011

Y yo solo quiero amarte y comerte a besos cuando vuelva a casa

Dormir abrazado a ti, que solo tu puedas sustituir mi manta en invierno y verte a mi lado cuando suene el despertador por la mañanas, despertarte con un beso de buenos días y mirarte cuando desayunamos con olor a pan tostado; y no dejar de mirarte en todo el día. Y viajar y perderme contigo, sin tener que adaptarnos a nada, viviendo nuestras propias reglas. Dos cuerpos perdidos en el juego del amor, ah... y comernos a besos, hasta que me olvide de qué día es y que en vez de mirar el reloj, tengamos que mirar el calendario...
Y que me llamen loco por pensar todo esto, pero es todo lo que quiero..

No hay comentarios:

Publicar un comentario