11 de agosto de 2012

Ella no es perfecta. Tú tampoco lo eres, y vosotros dos nunca seréis perfectos. Pero si ella puede hacerte reír al menos una vez, te hace pensar dos veces, si admite ser humana y cometer errores, no la dejes ir y dale lo mejor de ti. Ella no va a recitarte poesía, no está pensando en ti en todo momento, pero te dará una parte de ella que sabe que podrías romper. No le hagas daño, no la cambies, y no esperes de ella más de lo que puede llegar a darte. No analices. Sonríe cuando te haga feliz, grita cuando te enfade y échala de menos cuando no esté. Ama con todo tu ser cuando recibas su amor. Porque no existen las chicas perfectas, pero siempre habrá una perfecta para ti...

1 comentario: