11 de septiembre de 2012

El amor y la droga, podrían tener demasiadas cosas en común. El amor es como una droga, al principio sientes como una especie de locura invade todo tu cuerpo y a la vez sientes que necesitas más. Con el paso de los días todavía para ti no es una adicción, pero te ha gustado la sensación y piensas que lo controlas y no se te escapa de las manos. Entonces piensas en esa persona durante cinco minutos y la olvidas durante tres horas. Pero con el paso del tiempo te acostumbras a que esa persona forme parte de tus días, y tu felicidad pasa a depender en gran proporción de ella. Ahí, pasas a pensar en ella durante tres horas y la olvidas durante cinco minutos. Si sientes que no está cerca, experimentas las mismas sensaciones que los drogadictos cuando no consiguen su dosis. En ese momento, así como los drogadictos pelean, roban y se humillan para conseguir lo que necesitan, tú estás dispuesto a hacer cualquier cosa por amor.

4 comentarios:

  1. Toda la razón, el verdadero amor lo puede todo, el amor derriba muros y arrasa con todo lo que se ponga por su camino, el amor es capaz de cambiar a una persona, el amor es una sensación increíblemente bonita y peligrosa.
    Me encanta tu blog, te dejo mi tuenti para que me avises de cuando tienes entradas nuevas si quieres -> Hale Bedifferent And Fucktherest.
    Un besazo. :D

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario, y sí, tienes razón el amor mueve montañas, el amor hace luchar por lo imposible, ¿cuántas cosas podría decir de él?
    Te avisaré como pueda, otro para ti! :D

    ResponderEliminar
  3. Cuanta razón tienes, menos mal que alguien piensa como yo. Cuando estas enamorado eres capaz de cualquier cosa y no entiendo como la gente no lo comprende. Besos :) http://simplementequierosonreir.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Me alegra que tengamos pensamientos en común, te sigo, en cuanto pueda le echo un vistazo, un beso. (:

    ResponderEliminar