11 de septiembre de 2012

Valoramos la luz porque hemos conocido la oscuridad, disfrutamos el calor porque hemos sentido el frío; y conocemos la felicidad porque hemos sentido la tristeza. Escucha tu corazón, porque nunca conseguirás mantenerlo callado. Estará ofreciéndote su punto de vista durante toda la vida, sobre el amor. Porque el amor es cuando no respiras, cuando el papel de la lógica pierde la importancia, cuando echas de menos, cuando piensas más en el bien de una persona que en el tuyo, cuando es bonito aunque haya perdido la entonación que debería llevar en determinados momentos, cuando es locura, cuando la distancia separa cuerpos y no corazones, cuando el mundo pasó a ser maravilloso en el momento que me dí cuenta que tú estabas en él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario