25 de octubre de 2014

Cómo explicar que me desordenas los suspiros y desencajas los latidos de este eterno corazón, eterno al amarte. Amanezco en tu cuerpo y desayuno de tu boca. Nunca había visto noches tan bonitas como cuando tú cierras los ojos y sonríes al escuchar el 'te amo' de buenas noches. Siempre pensé que las noches eran más bonitas con esas auroras boreales, nada comparado al estallido de sensaciones que siento cuando tu amor me hace especial. Todos diciendo que el mundo es una preciosidad por cosas así, eso es porque no están enamorados y no tienen la suerte de tener alguien como tú al lado. Por suerte, para mi la vida es hermosa, sin necesidad de mundos ni imágenes preciosas. Porque te tengo a ti, a mi suerte, a mi mundo ideal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario