12 de agosto de 2016

Soy lo que soy, voy con mis sentimientos a flor de piel, aunque a veces los esconda, con mis cicatrices del pasado y mis sueños del futuro, que puedes estar convencida de que no son los suficientemente buenos si no es a tu lado. Déjame que vuelva a acariciar tu pelo, déjame rozar la comisura de tus labios con mi boca, lo único que quiero es tener tus manos en mis manos por más que pase el tiempo, porque este me ha hecho aprender que lo importante de un vestido, es la mujer que lleva dentro. Y tú amor mío, eres la percha más valiosa que me he echado a la cara. 
Me encanta estar a tu lado, me encantaría que se detuviese el tiempo en esos momentos, me encantaría darte más besos que latidos pegue mi corazón, a pesar de la subida de velocidad que pega contigo. Yo elegí estar a tu lado, yo te elegí a ti, como compañera de vida, elegí tus mejores y tus peores momentos, elegí llorar por ti, elegí tu sonrisa, elegí vivir para provocarla, para que no pares de sonreír, y es mi propósito, hacerte feliz por más que pase el tiempo y no me perdonaré jamás mis equivocaciones. Lo más importante para mi es que tengas una sonrisa a mi lado, si tú eres feliz, yo seré feliz, no quiero seguir en la tortura del principio de un fin, porque lo nuestro no va a tener fin, el tiempo borrará las cicatrices de las guerras que perdimos, ante cada problema volveremos a ser enormes, invencibles, como siempre hemos sido, te lo prometo. Tú me enseñaste a volar, y yo quiero volar contigo el resto de mi vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario