2 de junio de 2017

Gracias, pequeña

Gracias por tanto

Por ayudarme a encajar el puzzle que es mi vida, por ser la pieza clave que marca la diferencia entre el todo y la nada. Por ser aquella pieza vital en mi vida, la más preciada, la más difícil de encontrar.

Gracias por abrirme el pecho a besos, sacarme el corazón y llevarlo contigo. Y aquí me tienes, trazando un plan de vida cada noche, en el que tú eres la protagonista, en el que tú me cuentas al oído como has hecho realidad todos mis deseos a tu lado.



Tú, tus ojos, tu dulce mirada y el sabor de tus labios. Tú eres la que me eleva por encima de las nubes, la que hace que deje de tenerle envidia a los aviones porque puedo volar más alto que ellos.


Gracias, por hacerme tocar el cielo cada vez que besas mis labios. Por provocar terremotos, de amor y felicidad. Por reconstruir mis ruinas con tan solo una sonrisa tuya.

Eres mi mayor debilidad, pequeña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario